Cuidado Dental

Higiene Dental

Los problemas dentales son considerados como una de las patologías más frecuentes en la clínica de perros y gatos, no obstante el propietario no es consciente de la importancia que merecen. Es muy común que el propietario realice la consulta al Veterinario cuando el problema ha avanzado tanto, que la enfermedad manifiesta ha traído consecuencias tales como pérdidas de piezas dentales o enfermedad sistémica que pueden resultar irreversibles e impactantes en la vida del paciente. Una publicación reciente indica que un 53 a 95 por ciento de perros mayores al año de edad tienen cierto grado de periodontitis. Se realizaron menos estudios en relación a gatos, sin embargo se observa que la prevalencia de enfermedad periodontal es del 25 al 50 por ciento, lo cual documenta la importancia del proceso en esta especie.

¿Cómo cuidar los dientes de las mascotas?

  • Higiene oral diaria con elementos que permitan disminuir la implantación de placa y la formación de sarro dental en los perros y gatos.
  • Higiene oral periódica (3 ó 4 veces a la semana) mediante dentífricos y soluciones orales que promuevan la eliminación de la placa y sarro que se almacenan en los dientes de las mascotas.
  • Consulta periódica con el Veterinario para realizar las acciones pertinentes para prevenir y curar las enfermedades orales.
  • Acudir al Veterinario si su mascota presenta mal aliento, sangrado o inflamación de las encías, pérdida de apetito o cualquier signo que pueda ser indicativo de una enfermedad en la cavidad oral.
   

Otras Pautas del Cuidado Dental

La fórmula ideal para mantener limpia y sana la boca del perro es la utilización de productos específicos, como cepillos y pastas desde que son cachorros, además de una limpieza anual a fondo en el veterinario. Por otro lado, la alimentación del perro con pienso seco también favorece la eliminación de placa bacteriana, gracias al frotamiento que se produce con el diente del can. Incluso los hay, de gama alta, especiales para conseguir este efecto de abrasión que ayuda a mantener limpia la boca del perro o del gato. Mantener una correcta salud oral previene la presentación de enfermedades tanto primarias como secundarias de la boca, además permite conservar todas las piezas dentales que pueden mejorar la calidad de vida en animales de edades avanzadas.